Multas de tráfico más comunes
Multas de tráfico más comunes

Sí. A pesar de lo que pueden pensar muchos conductores, las multas de tráfico pueden llegar a prescribir y desde Automóviles Sánchez vamos a contarte todo lo que necesitas para enfrentarte a estos litigios tan poco agradables.

¿Cuándo prescriben las multas?

Lo cierto es que los plazos son muy amplios por lo que es difícil que una multa prescriba, pero no es imposible. Y es que primero los Ayuntamientos y la DGT tiene un plazo para notificar una multa y luego un plazo para su cobro.

Para saber cuándo prescribe una multa es importante saber diferenciar entre la prescripción de una infracción y, por otra parte, el de la sanción. En primer lugar, el plazo de notificación de las infracciones leves es de tres meses, mientras que es de seis para las graves y muy graves. Si pasado este plazo no recibes la notificación de la multa, no estarás obligado al pago de la misma. En cuanto a las sanciones económicos caducarán pasados los cuatro años y para el resto solo uno, como pueden ser labores en beneficio de la comunidad.

Otro detalle a tener en cuenta aquí es desde cuándo empieza a contar. Para ambos caso el plazo comienza desde el día siguiente a la que la Administración declare firme la multa y la sanción. Por un lado, el plazo de prescripción de una multa es a partir del día en el que se comete la infracción o desde el día siguiente a que la multa sea ya firme. Por otro lado, su pasado un año no se ha producido ninguna sanción al respecto, éstas deberán archivarse.

Multas de tráfico agente

¿Cómo recurrir una multa de tráfico?

En el caso de no estar conforme con una multa o una sanción, puedes recurrirla en un plazo de 15 días laborales y presentar las alegaciones al respecto. Este periodo de tiempo empieza desde que recibes la notificación oficial de la multa. En este mismo correo se te explica dónde debes de presentar cualquier alegación que quieras hacer.

Tipos de multas de tráfico

Hay diferentes tipos de multas de tráfico según determina la Ley de Seguridad Vial en su artículo 80: infracciones leves, graves y muy graves. Las leves suelen acarrear solo una sanción económica al ser menos peligrosas y las más graves pueden llevar consigo hasta la pérdida de puntos en el carnet de conducir, además de una sanción económica.

Infracciones muy graves

Las infracciones muy graves de tráfico suelen ser acciones bastantes peligrosas y donde las sanciones son bastante duras. Éstas pueden ir desde los 500€ y la pérdida de 6 puntos en el carnet de conducir, pero en algunos casos puede suponer hasta la retirada. En este tipo están clasificadas infracciones como conducción temeraria, circular sin el carnet de conducir o sin seguros o ir bajo los efectos del alcohol o drogas.

Multas de tráfico muy graves
Multas de tráfico grave

Infraccions graves

En el nivel intermedio están las infracciones graves de tráfico que también suponen un peligro para la seguridad vial aunque menor. Aquí están encuadrados hábitos tan malos como los de utilizar el dispositivo móvil mientras conduces, cambio de sentido en zonas prohibidas o adelantar de forma indebida. En estos casos, las sanciones parten de los 200€ hasta los 500€ y una pérdida de 2 a 4 puntos.

Multas de tráfico grave

Infracciones leves

Las infracciones leves de tráfico son aquellas acciones contrarias a lo establecido en la ley de tráfico, las cuales no están calificadas como graves o muy graves. Entre ellas está llevar la matrícula mal, no llevar una rueda de repuesto, conducir sin camiseta o chanchas o no llevar la documentación obligatorio en el coche. Estas conductas solo se castigan con una sanción económica y no llevan consigo la pérdida de puntos.

Multas de tráfico leve

¿Qué pasa si no pago una multa?

La Administración puede reclamar una multa durante 4 años, pero si seguimos sin pagar una multa también te enfrentas a otro problema. En primer lugar, pierdes la ventaja del 50% de descuento del pronto pago y, una vez pasado la fecha estipulada en la notificación del pago de la sanción, se aplicará un cargo del 5% extra. En este punto entra en juego la Agencia Tributaria, la cual vuelve a notificar la multa con un nuevo límite de fecha y el recargo de un 10% sobre la sanción. Este mismo procedimiento se hará periódicamente, incrementándose al mismo tiempo el recargo sobre la deuda.

Si la prescripción de la multa no es posible y siguen notificándote la sanción, lo más aconsejable es que intentes pagar la multa cuanto antes, ya que tarde o temprano la Agencia Tributaria te cobrará la multa con intereses. Además, en Automóviles Sánchez queremos insistir en lo importante que es respetar las normas de seguridad.